ODONTOLOGIA PREVENTIVA

Evitar la enfermedad, es el objetivo de la Odontología Preventiva.

Para ello hay que actuar en varias direcciones:

- Conseguir una buena higiene buco-dental

- Controlar la alimentación

- Combatir los gérmenes productores de enfermedades buco-dentales.

- Evitar siempre que sea posible la aparición de maloclusiones.

Conseguir una buena higiene buco-dental

Mis recomendaciones para conseguir una buena higiene buco-dental son:

- Cepillarse los dientes al menos dos veces al día, con una técnica de cepillado correcta.

- Una vez al día hacer una higiene oral completa, que consiste en cepillado correcto y uso de irrigador de agua tras el cepillado. Pinchar aquí para ver vídeos sobre técnicas de higiene.

Controlar la alimentación

La alimentación guarda una gran relación con la aparición de caries.

Lo primero que hay que saber es que la caries no afecta igual a todo el mundo, pero las personas que son susceptibles de padecer caries (mas del 90% de la población), deben cuidar la alimentación para reducir el riesgo de caries.

Los alimentos que favorecen la aparición de caries son los dulces y los ácidos, por tanto los muy peligrosos son los que combinan azúcar y ácido (refrescos de cola, zumos industriales, chuches, etc.). Esto no quiere decir que estos alimentos no se puedan consumir, sino que debe hacerse con moderación, por ejemplo, una vez a la semana, y después de ingerirlos enjuagar muy bien la boca con agua para neutralizar el ácido que haya quedado sobre los dientes.

Combatir los gérmenes productores de enfermedad buco-dental.

La cavidad oral posee una microbiota (conjunto de microorganismos que se colonizan permanentemente a la mayoría de los individuos sanos de la población) característica, debido a las condiciones peculiares de nutrientes, pH y humedad, y muy variable en función de distintos factores que confluyen localmente, como la caries, la existencia de dientes, la zona de la boca, etc…

La microbiota de la boca está compuesta por más de 700 especies diferentes de bacterias, la inmensa mayoría son beneficiosas para el organismo pero, en determinadas circunstancias pueden aparecer bacterias que producen enfermedad a nivel bucal (caries, enfermedad periodontal, periimplantitis, etc. ) y, a veces las bacterias de la boca pueden producir enfermedad a distancia. Hay estudios que indican que después de una extracción dental, una endodoncia o una limpieza de boca se produce el paso al torrente sanguíneo de bacterias de la cavidad bucal.

Las infecciones crónicas en la boca, pueden producir enfermedades en diferentes órganos (corazón, pulmones, piel, riñón, articulaciones, cerebro, ojos, etc.) o favorecer la aparición o agravamiento de enfermedades como la diabetes mellitus.

Evitar siempre que sea posible la aparición de maloclusiones.

Las maloclusiones se producen cuando por diferentes causas los dientes definitivos están mal colocados y, por tanto, encajan mal los superiores con los inferiores. Esto produce masticación incorrecta de los alimentos, dificultad para realizar una buena higiene dental, problemas en la articulación de la mandíbula con el cráneo y en la musculatura de la cabeza y cuello, y, una mala estética de la sonrisa.

En los niños de puede prevenir la aparición de maloclusiones, a veces con pequeños tratamientos que evitan tratamientos futuros mas largos y costosos o aparición de enfermedades en dientes, músculos y articulaciones.

PEDIR CITA

Teléfono: 915 542 329

E-mail: alalonsor@gmail.com

Nuestro horario:

​Lunes, Martes y Jueves

De 9.00 a 13.30 y de 15.30 a 20.00